Desde la trinchera Puma, atacan impacto de Covid-19

Staff/GC
Posted on mayo 22, 2020, 10:48 pm

La Universidad Nacional Autónoma de México ha volcado todo el talento de su comunidad y la infraestructura de sus instalaciones para tratar de inhibir el impacto de la pandemia de Covid-19 en el país. Aquí te enumeramos algunas de ellas.

Mascarillas N-95 para personal médico y de enfermería

Como parte del desarrollo de proyectos para atender la emergencia sanitaria, el Gobierno de la Ciudad de México y la UNAM y la empresa ATFIL -incubada de la Facultad de Ingeniería-, inauguraron la fábrica de mascarillas de protección y alta eficiencia N95 en la Alcaldía Xochimilco.

Foto/Cuatobscuro

En abril pasado, el Gobierno de la Ciudad de México presentó una cartera de proyectos a desarrollar en colaboración con instituciones públicas y privadas, con el fin de atender la emergencia sanitaria ocasionada por el coronavirus.

La operación y capacidad de producción de la fábrica de mascarillas de alta eficiencia ATF-95 (nombre del modelo) es de hasta 40 mil piezas diarias y se espera que, para el 31 de diciembre de 2020, se cuente con un total de 6 millones de mascarillas.

El director general de Desarrollo e Innovación Tecnológica de la Secretaría de Educación, Ciencia e Innovación, José Bernardo Rosas Fernández, detalló que la inversión del proyecto fue de 31.5 millones de pesos.

Explicó que las mascarillas de alta eficiencia constan de cinco capas de protección y filtración, hechas con tela sintética repelente (fibras de poliéster), material termoformable y múltiples capas de polipropileno (alta eficiencia en filtrado).

Esta fábrica cuenta con los certificados aplicables para su producción, venta y distribución de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris); así como con el cumplimiento de las normas de calidad establecidas en México y Estados Unidos.

También se informó que se llevan a cabo diversos proyectos tecnológicos como caretas de protección hechas con material de nanotecnología grafeno; cajas de intubación; y la máscara de buceo, adaptador y filtro HEPA o ULPA bidireccional.

Entregan equipo de protección a personal del sector salud

El Gobierno capitalino recibió una donación de 22 mil juegos de equipos de protección, por parte de la UNAM, para residentes de los hospitales en la capital del país

El gobierno de la Ciudad de México informó además que realiza una inversión de 17 millones de pesos para la creación de una fábrica de mascarillas de protección N95, que se llevará a cabo en conjunto con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, entregó de manera simbólica y en videoconferencia, a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, 22 mil kits para proteger a 668 médicos residentes de 26 especialidades y subespecialidades de los hospitales de la red de salud capitalina, en el marco de la emergencia sanitaria por COVID-19.

“Se estima que casi el 70 por ciento de las destrezas de un especialista las adquiere a través de los residentes de años superiores. Esta es una de las labores docentes más genuinas que existen y los residentes no se ven unos a otros como maestros”, señaló.

Subrayó que los equipos de protección –que contienen tapabocas, batas, guantes, gafas de protección y caretas (las únicas lavables)- son para proteger a estos médicos que “viven” en los hospitales, aunque no necesariamente atiendan todos a pacientes con SARS-CoV-2.

Por su parte, la secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación, Rosaura Ruiz Gutiérrez, explicó que en la creación de la fábrica de mascarillas de protección N95 participan la Facultad de Medicina, el Instituto de Ingeniería y el Instituto de Física de la UNAM, con el objetivo de realizar los controles necesarios para que los cubrebocas cuenten con las especificaciones. El Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) y el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición (INCMN) apoyaron en la revisión de la parte anatómica y ergonómica.

Comentó que la UNAM apoyará con recursos económicos, que anunciará la propia institución, para aumentar la producción en la fábrica de Mascarillas N95. Además, tiene a su cargo la coordinación del Área Administrativa de la Unidad Temporal COVID-19 y la Secretaría de Salud capitalina el Modelo Médico.

La UNAM también colabora con la transportación de las muestras de las personas que se realizan la prueba de RNA -que certifica la presencia o no de COVID-19, incluso en pacientes asintomáticos-; el INCMN, el INER, el Instituto Nacional de Medicina Genómica (INMEGEN), participan en la aplicación y la validación de pruebas para la detección del virus.

La secretaria de Salud capitalina, Oliva López Arellano, destacó que, con los equipos donados por la UNAM, los residentes de las unidades médicas y los que aceptaron trasladarse a Hospitales COVID-19 de la dependencia tendrá un equipo más sofisticado que se requiere en las diversas áreas que atienden a pacientes con la enfermedad.

En tanto, el director de la Facultad de Medicina de la UNAM, Germán Fajardo Dolci, resaltó que con la entrega de kits médicos se brindará una mayor protección a los residentes para que brinden una adecuada atención médica durante la emergencia sanitaria por COVID-19.

Laboratorio epidemiológico

También, el gobierno de la CDMX y la UNAM instalarán laboratorio para buscar vacuna contra el COVID-19.

En la Ciudad de México se construirá un laboratorio con nivel 3 de bioseguridad para que expertos puedan trabajar en el desarrollo de una vacuna contra el virus SARS-CoV-2, en un proyecto conjunto entre la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el gobierno capitalino.

El Gobierno de la Ciudad de Méxco aportará recursos y la colaboración de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (Sectei), según adelantó su titular, Rosaura Ruiz.

Un laboratorio de nivel 3 es operado por personal y medidas específicas para el manejo de agentes patógenos como hongos, bacterias y virus que pueden causar enfermedades severas o potencialmente fatales; son supervisados por científicos con experiencia en estos agentes.

«Estamos muy avanzados, hay datos de confidencialidad por supuesto. No tengo todavía fechas porque esos son procesos que tienen que sujetarse a la Cofepris antes de que pueda liberarse al público», comentó el rector de la UNAM, Enrique Graue.

El académico presentó junto a la jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, la donación de 22,000 equipos de protección para médicos residentes que, sin estar en hospitales COVID-19, siguen atendiendo a la población de la Ciudad de México. Los kits tienen cubrebocas, batas, guantes, gafas de protección y caretas.

De acuerdo con Rosaura Ruíz, secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación, este laboratorio podría ubicarse en la Facultad de Veterinaria, donde ya hay un espacio que podría adecuarse.

Para la creación de este laboratorio, está participando el Instituto de Biotecnología, la Facultad de Medicina y la Facultad de Veterinaria. El proyecto central es de la UNAM y la Sectei va a aportar los recursos.

El rector de la UNAM, Enrique Graue, añadió que el modelo del laboratorio está avanzado, pero que aún no hay fecha para su inauguración, pues se tiene que sujetar a los procesos de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“Hay aún grandes necesidades, gran fragilidad de mujeres y hombres que conforman el cuerpo de enfermería. Este donativo se canalizará a quienes están en contacto directo con los pacientes, quienes los atienden, les ayudan a comer, cambian sus ropas, hacen sus camas y por ello están expuestos y es importantes apoyarlos”, subrayó.

El Senado entregó donativo a la UNAM

El presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, destacó que de manera unánime este órgano legislativo decidió entregar el donativo a la Universidad para apoyar al personal de salud, y es producto del esfuerzo de todos los senadores, al aplicar políticas de austeridad en su presupuesto.

Ante los coordinadores de los grupos parlamentarios representados en el Senado, el rector subrayó que la entrega de los equipos se realizará con transparencia, responsabilidad social, sin protagonismo ideológicos y con reconocimiento al Senado. “Es por un México unido, por un México sano, por un México fuerte”, recalcó.

Asimismo, informó que se integrará un comité técnico con apoyo de las instituciones representativas de enfermería del país, como la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia, a fin de determinar la calidad de los insumos que se entreguen y las instituciones a las que deben canalizarse, tal como ocurrió con los 400 mil kits de protección para los médicos residentes.

Graue resaltó que la Universidad trabaja desde diversos frentes para ayudar a la atención de la pandemia, y desde la Coordinación de la Investigación Científica se han hecho modelos nuevos de respiradores, biosensores, hisopos, medios de transporte, pruebas virológicas y también nuevas pruebas serológicas.

Advirtió que vienen muchos retos en el regreso a la nueva realidad de la comunidad de universitaria y que ya se trabaja en la forma de enfrentarlos.

En la sesión virtual, en la que los senadores reiteraron la importancia de salvar el mayor número de vidas posibles en esta pandemia.