El mal trato de Andrés Manuel

Staff/GC
Posted on marzo 06, 2020, 4:02 pm

En México fueron asesinadas mil 6 mujeres en 2019 y, tan solo en el mes de enero fueron registrados 73 homicidios. Todo, enmarcado en el contexto de arranque del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el cual tiene al cierre de su primer año el registro de ser el más violento de los últimos diez.

Fue esta situación lo que motivó la convocatoria #UnDíaSinMujeres la cual propone que el 9 de marzo, un día después de la marcha feminista del 8 de marzo Día Internacional de la Mujer, tenga lugar un Paro Nacional de Mujeres en el que ninguna mexicana salga a las calles, a sus trabajos, escuelas, universidades o a ninguna actividad para mostrar la importancia social, económica y cultural de las mexicanas en la vida cotidiana de un país donde no se les respeta.

Aunque el presidente se ha solidarizado con la causa de los movimientos feministas que han convocado a estas movilizaciones, su aportación ha sido más que mínima, por no decir que inexistente, y en su afán por no tener ningún otro tema que le haga sombra en su agenda política, López Obrador ha preferido denostar algunos convocantes y les ha etiquetado como “conservadores” que lo único que buscan es desestabilizar a su gobierno.

Sin embargo, no es ésta la única forma en que el presidente se coloca en contra de la legítima demanda de mayor justicia y equidad de género. En esta nota, te compartimos la forma en que indirectamente, el presidente ha lastimado a las mujeres.

Austeridad machista

La austeridad fue una promesa que realizó el actual presidente en su campaña. Prometió acabar con el lujo y el despilfarro de los recursos públicos y que se recortarían los salarios de los altos funcionarios, pues a cambio, prometió que habría organismos más eficientes y que el dinero reservado sería destinado a familias de escasos recursos.

El movimiento feminista, cada vez más grande, puso contra las cuerdas al mandatario mexicano, quien en sus intentos por calmar las aguas ha provocado el efecto contrario. La actual administración ha recortado al menos 20 programas de apoyo a la mujer y sus respaldos presupuestales hasta casi por 2 mil millones de pesos.

Un simple comparativo a los registros de los Presupuestos de Egresos de la Federación de los últimos dos años, demuestra que los recursos destinados a programas de equidad de género, estancias infantiles, derechos humanos, prevención de discriminación, apoyo al empleo, entre otros, sufrieron reducciones importantes en 2019 y 2020.

En 2019, por ejemplo, se destinaron 2 mil 707 millones de pesos para estos 20 programas de apoyo, pero para 2020, sólo se destinaron 835 millones. Es decir, una diferencia de mil 872 millones 564 mil pesos, que a su vez se traduce en un 69% menos de apoyo designado para las mujeres en México.

Asimismo, durante la revisión se detectaron 9 programas a los que se les había recortado el 100 por ciento de su presupuesto, entre ellos, por ejemplo, para la inclusión y la Equidad Educativa de la Secretaría de Educación Pública (SEP), para el anexo de Igualdad entre mujeres y hombres, para el programa de Estancias Infantiles, para el de Apoyo a Madres Trabajadoras de la Secretaría de Salud y para el anexo de Igualdad entre hombres y mujeres.

Los programas que fueron cancelados en su totalidad fueron el de Inclusión y el de Equidad Educativa de la SEP, así como el de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras de Salud y el de apoyo para la Promoción del Respeto a los Derechos Humanos y Atención a Víctimas del Delito de la extinta Procuraduría General de la República (PGR).

A detalle…

En 2018 había 150 programas sociales federales, de los cuales se eliminaron 18 y se crearon 14 para un total de 146 programas vigentes y activos.

De los eliminados y que estaba comprobado, mediante evaluaciones de política pública avalados por el Coneval, que eran relevantes por su contribución en la disminución de la pobreza, se encuentran el de Apoyo a la Vivienda, operado por Sedatu; el de Atención a Jornaleros Agrícolas, de la Secretaría del Bienestar; el de Empleo Temporal, de Bienestar, SCT y Semarnat; el de Comedores Comunitarios, del Bienestar también; el de Apoyo a la Comercialización, de Secretaría de Agricultura; el de Formación de Recursos Humanos basada en Competencias, de la SEP; el de Apoyos para la Protección de las Personas en Estado de  Necesidad, de Salud y el de Consolidación de reservas Urbanas, de Sedatu.

En el caso de Prospera, aunque no se eliminó se creó mediante decreto la Coordinación Nacional de Becas para el Bienestar Benito Juárez como órgano desconcentrado de la SEP, que tiene como objetivo coordinar la entrega de becas por el Bienestar Benito Juárez.

Estas últimas consisten en un apoyo mensual de 800 pesos hasta por diez ocasiones durante el ciclo escolar, lo cual significa cambios en la temporalidad y el monto de los apoyos respecto del Prospera.

Otro cambio es la eliminación de los componentes de salud y nutrición que hasta al momento no han sido retomados por otras instituciones. El Coneval señala que esto provocará efectos a mediano plazo sobre las decisiones de consumo al interior del hogar, considerando que quienes tienen el dinero ya no serán únicamente las madres, el rol de las mujeres en las decisiones del hogar, el estado nutrición y de salud de las familias, las tasas de vacunación y el acceso oportuno a consultas en los servicios de salud.

De acuerdo con el análisis de contribución realizado en 2018, Prospera contribuía de manera fuertemente relevante al ingreso, a la disminución del rezago educativo, de la carencia por acceso a servicios de salud y al acceso efectivo de los derechos a la educación, a la salud y a la no discriminación. También contribuía ligeramente al acceso efectivo al derecho a la alimentación nutritiva y de calidad.

Por otra parte, algunos programas sociales muestran subejercicio. Por ejemplo, el de Jóvenes Construyendo el Futuro tuvo un presupuesto asignado de 40 mil millones de pesos en 2019, de los cuales ejerció 15 mil 392.9 millones, es decir 32% menos de lo que debió haber gastado. En el caso de Sembrando Vida, el congreso le autorizó un presupuesto de 15 mil millones de pesos y sólo ejerció 3 mil 997.1, es decir 39%.

Desde agosto de 2018, en su calidad de presidente electo, López Obrador dio a conocer una lista de programas que serían prioritarios durante su gobierno. Entre ellos destacan la edificación de caminos rurales con uso intensivo de mano de obra; aumento al doble de la pensión para adultos mayores pensiones para personas discapacitadas; siembra de un millón de hectáreas con árboles frutales y maderables; becas de 2 mil 400 pesos mensuales para jóvenes universitarios y de 3 mil 600 pesos para aprendices en empresas, así como el de becas para todos los estudiantes de preparatoria.