#ElPuntoG – BATEADOR DESIGNADO – Canciller de Lujo

Eduardo Macías
Posted on julio 13, 2020, 3:18 pm

Eduardo Macías*

Muchas veces ha sido cuestionado el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, por decisiones que, aunque haya dado a conocer el Presidente, son competencia de la Cancillería a su cargo.

Uno de los temas polémicos fue el asilo político por razones humanitarias al expresidente de Bolivia Evo Morales. Lo que se les olvida a los críticos es que México tiene una tradición en materia de protección a asilados a lo largo de su historia.

México ha sido tierra de asilo para personas como Giuseppe Garibaldi, José Martí, Luis Buñuel, León Felipe, Rigoberta Menchú y Víctor Raúl Haya de la Torre.

Este ofrecimiento de Marcelo Ebrard se dio poco después de que la Casa Blanca celebrara la renuncia del exmandatario boliviano, incluso aseveraron que así se enviaba un mensaje a los gobiernos de Venezuela y Nicaragua.

Otro tema polémico fue el no reconocer a Juan Guaidó como presidente encargado en Venezuela, en momentos en que países como Estados Unidos, Canadá, España, Francia, Reino Unido, Alemania, entre otros, le daban su respaldo en forma oficial.

El Gobierno de México mantuvo su postura de reconocer a Nicolás Maduro como Presidente de Venezuela. Otra vez, Ebrard actuó en apego a nuestros principios constitucionales de no intervención, autodeterminación de los pueblos y solución pacífica de controversias internacionales.

México aguantó la presión de la OEA, organismo del cual forma parte, argumentando que no participaría en el desconocimiento del gobierno de un país con el que mantiene relaciones diplomáticas.

Ahora el tema de moda es si el Presidente actuó con dignidad al haber acudido al encuentro con Donald Trump. Esto, según algunos, porque se ha presentado una serie de hechos que ponen en entredicho una relación justa entre dos países y así, dicen, se aceptó hacer la tarea sucia del muro virtual, con lo que se retuvieron migrantes en su camino a Estados Unidos, por ejemplo.

Otros argumentan que la dignidad se perdió en el momento en que se rehusó contestar categóricamente los dichos xenófobos e insultantes de Trump acerca de los migrantes mexicanos, con el pretexto de no caer en provocaciones.

Efectivamente, el Presidente norteamericano no ha tratado a Andrés Manuel y, consecuentemente a México, como su mejor amigo, pero esto no es una cuestión de dignidad sino de intereses. Recordemos que Estados Unidos no tiene amigos, tiene intereses. Además, en las negociaciones no se obtiene lo que se merece sino lo que se negocia.

Una vez más, Marcelo fue práctico y buscó lo mejor para México y los mexicanos. Perdíamos más no acudiendo el Presidente López Obrador, que haber accedido a la foto que de poco o nada le servirá a Trump en las próximas elecciones de noviembre.

No solo tenemos un excelente Secretario de Relaciones Exteriores, sino un político con mucho camino recorrido y que ha probado su experiencia, capacidad de diálogo y eficacia a lo largo de su carrera.

Y a todo esto, seguirá pensando el trasnochado de John Ackerman, fanático y servil aplaudidor de todo lo que se hace en la 4T, lo mismo de Marcelo Ebrard. Digo, porque hace unos años no lo bajaba de irresponsable, represor y corrupto.

eduardomacg@icloud.com

@116Gmail

***

* EDUARDO MACÍAS

ABOGADO

EDUARDO MACÍAS GARRIDO es abogado por la Escuela Libre de Derecho y profesor de Derecho Internacional en diversas Universidades. Es académico de la Universidad Panamericana por ya más de 15 años.

Se ha desempeñado como asesor político de diferentes agrupaciones, entre ellas la Unión de Voceadores y Expendedores de Periódicos y la Unión de Aseadores del Calzado, es especialista en materia de Publicidad Exterior, dedicándose a esta materia durante más de 20 años.

***