#ElPuntoG – TERCERA BASE – La Dictadura Imperfecta y la Nueva Mafia del Poder

Posted on noviembre 28, 2019, 9:14 pm

HÉCTOR GUERRERO*

Cómo olvidar aquellos ayeres cuando la mofa al entonces presidente Enrique Peña Nieto era el pan de todos los días para quienes se sentían dueños de la verdad, moralmente superiores, además de promotores del cambio que el país necesitaba, de las manos de ya sabes quién.

Hoy podemos decir con toda certeza que la cuarta transformación ha llevado a México a la peor de sus crisis de los últimos lustros y para muestra son los “otros datos” que el Presidente no tiene, pues en AMLOTOPÍA el pueblo es feliz, feliz, feliz.

En días pasados, el INEGI dio a conocer que la economía mexicana estuvo en recesión técnica en la primera mitad del año, pues en el cuarto trimestre de 2018 y en el primero y segundo de 2019 se registraron caídas continuas de 0.1 por ciento.

Y para no hacer más enredado el asunto, la economía mexicana presenta un cero punto cero de crecimiento, el más bajo desde el primer año del gobierno de Vicente Fox.

Y las previsiones no son nada alentadoras, pues de acuerdo con el banco central de México (Banxico) las expectativas de crecimiento son nulas, incluso cerrar el año con números rojos.

De acuerdo con la institución financiera, cuando la economía está estancada se generan menos oportunidades de empleo y de crecimiento para los negocios.

Llevamos nueve meses con la economía estancada, pero ¿Qué es una recesión económica?

La recesión económica es definida por los economistas contemporáneos como el decrecimiento significativo de la economía de un país durante al menos 6 meses continuos y se basa en indicadores como: ingresos, producto interno bruto real, empleo, ventas al por menor y manufactura, además de que sectores como el energético, la construcción o la manufactura, dejen de crecer.

Y ¿Por qué debemos de preocuparnos?, pues con la disminución de la actividad económica, el desempleo aumenta, el consumo se reduce, los precios se incrementan y aumenta la inflación.

Ya la renuncia de Urzúa como Secretario de Hacienda a mediados de año, era un preludio de que la economía de la 4T va directo al despeñadero.

Cambiando un poco de tema, la aprobación del ejercicio presupuestal para 2020 se dio en medio de protestas y en una sede alterna por los hechos de todos conocidos, pues quedaron plasmados los recortes a órganos autónomos, al Poder Judicial y al campo, así como a la cultura, salud, discapacitados, educación universitaria, ciencia, estancias infantiles, apoyos para la reforestación, comedores comunitarios, al deporte (excepto al beisbol), derechos humanos, INE, entre otros.

El Presupuesto aprobado asciende a 6.1 billones de pesos, monto superior en 11 mil 397 millones de pesos respecto al paquete económico originalmente propuesto por el Ejecutivo.

Por su parte, el Ejecutivo se congratuló de su presupuesto y dijo que se acabaron los “moches”, pero alguien debería de recordarle que sus eternas campañas fueron financiadas precisamente por los moches.

Para que tengamos una idea clara de lo que representa el primer presupuesto enteramente aprobado por la 4T refuerza los programas prioritarios del presidente Andrés Manuel López Obrador y castiga a los organismos autónomos, con la reasignación de 17 mil millones de pesos.

De igual forma, reasigna 130 mil millones de pesos el Programa de Adultos Mayores y 28 mil 500 millones de pesos al programa Sembrando Vida, así como 14 mil 196 millones de pesos al Programa para el Bienestar de las Personas con Discapacidad y 25 mil millones de pesos a Jóvenes Construyendo el Futuro.

Y claro, los caprichos de ya saben quién están cubiertos, pues al aeropuerto en Santa Lucía canalizarán 9 mil 300 millones, a la Refinería de Dos Bocas 41 mil millones y al proyecto del Tren Maya se le destinarían 2 mil 500 millones.

Las cifras están al alcance de todos y hacer los comparativos en este espacio sería demasiado largo, se pueden consultar desde su teléfono o computadora.

La economía cae en recesión técnica y se aproxima el colapso, los organismos autónomos caen como fichas de dominó (sí, esos que contribuyeron a que ya sabes quién ocupe hoy la silla).

Eso, señoras y señores, eso es un retroceso de la democracia.

Y si a eso le sumamos que hoy por hoy tenemos los más altos índices de violencia en la historia, la corrupción se consolida y parece ser que la nueva mafia del poder se llama Morena, que a un año de imponerse se convierte en la dictadura imperfecta.

Este país va directo al despeñadero, del lugar que el Sr López nos iba a rescatar a los mexicanos.

Aquí lo que no miden los fanáticos de la 4T es que la ineficacia y la ineptitud afectan tanto a ellos, como a los que no votaron por la 4T. Con este ejercicio presupuestal no debe haber más pretextos ni excusas.

El despeñadero está a la vista y la nueva mafia del poder marcha con rumbo a convertirse también en la nueva dictadura perfecta.

Ahora si no hay pretextos, el presupuesto a modo y acaparando los poderes y desapareciendo los órganos autónomos, la 4T tiene el control y para muestra los mil 717 millones 916 mil pesos que recibirá el partido oficial para el próximo año, convirtiéndose en el partido político más caro del mundo. La nueva mafia del poder avanza.

Y la oposición, pues simplemente no hay, no existe no hace nada.

Los errores de antaño no justifican las pifias de hoy, menos las de mañana.

Tiempo al tiempo.

@hecguerrero

***

*HÉCTOR GUERRERO

PERIODISTA

HÉCTOR ENRIQUE GUERRERO MONTIEL actualmente es Director en Politica.Mx, TiempoReal.mx y Carmen-News.

Fue Coordinador de gestión informativa y de corresponsales del Periódico Reforma por más de 15 años, y se ha desempeñado como consultor en Comunicación y Política.

Adicto a la información, es un apasionado a lo referente al mundo del deporte y a los entuertos que forman y deforman la política nacional, lo que le ha animado a escribir la columna LOS TOCABLES en Politica.Mx.

***