#ElPuntoG – TERCERA BASE – La Lombriz, la BOA y el Tartufo del Palacio

Posted on junio 12, 2020, 7:48 pm

HÉCTOR GUERRERO*

Cuando crees que ya lo has visto todo de este Gobierno, viene un plan ultrasecreto para desestabilizar a la #4T, encabezado por todos los enemigos del Presidente: Políticos, Empresarios, Periodistas, todos los que siempre ha señalado como sus adversarios.

Es como si una profecía se cumpliera y no sólo eso, sino que fuera el pueblo bueno y sabio el que interceptó el plan macabro y, en una actitud patriótica, lo hizo llegar a las manos de su supremo líder para protegerlo de la liga de la infamia de los conservadores.

Pero bueno, por si andaban desconectados del mundo, el BOA (Bloque Opositor Amplio), es un plan orquestado por todos los enemigos públicos y privados de la #4T para desestabilizar al Gobierno, para quitar a Morena del Congreso en 2021 y concretar la revocación de mandato para 2022.

Y bueno, todo ocurrió, luego que el periódico “El Universal” rechazó publicar el “BOA” como una exclusiva (ya que alguien del pueblo bueno se disfrazó de militante distinguido de Morena), pues no había una fuente fidedigna para comprobar la autenticidad de dicho documento.

¿Habrá sido Ricardo, Martí, Mario, Dolores, René o algún otro esbirro del régimen?

Como los medios no se prestaron a la patraña, acudieron al foro del país donde a diario se nos miente de forma deliberada a todos los mexicanos; aunque para otros es el atolito que les gusta recibir con el dedo todos los días: La Mañanera (Propongo que se le cambie de nombre a “La Patrañera”, para estar a tono con los cambios de nombre que le gustan a este régimen).

Y fue ahí, en la Patrañera, donde se reveló fue revelado ese documento ultrasecreto (bueno ya no taaan secreto), y también donde se exhibió la desesperación, la urgencia, de distraer la atención, de poner un tema sobre la mesa para acabar la semana.

Y lo peor del asunto es que mientras exista gente dispuesta a reaccionar ante las pifias del gobierno, patrañas como el BOA, le seguirán funcionando al menos por un día.

Ya es jueves y seguimos bailando la BOA.

Pero el fondo del asunto es ¿Qué tiene de malo que un bloque opositor se organice, que presente cosas elementales que hacen todos los que aspiran a cargos públicos: dirigir su mensaje, escoger los canales adecuados, acercarse a potenciales adeptos, así que en esencia el BOA no es ni sería ilegal, mucho menos ilegítimo.

¿Qué eso no es parte de la Democracia?

¿Y si a la BOA le ponemos Lombriz? Perdón, ¿si le cambiamos los actores y le ponemos Morena y el nombre de sus esbirros ¿No es así como operan ellos? Hipócritas.

Y hoy, quien durante más de 20 años se ha burlado a diestra y siniestra de la investidura presidencial, pide que ahora se respete la suya. No permitiré que “ninguneen” la investidura presidencial, advierte.

Para eso el Tartufo se pinta solo, no necesita a nadie que lo haga por él y por favor, no me digan que no. Sólo tenemos que repetir sus palabras y ya, deja poco espacio a la creatividad.

Ahora será que el Tartufo del Palacio, se esté curando en salud, o mejor aún, si lo toman en serio, sería la autocrítica de lo que llevan gobernando. Admiten todo lo mal que han gestionado. Ellos mismos dicen por dónde les van a pegar.

Y mientras seguimos bailando la BOA, al Tartufo cada vez le queda más grande el país: millones de nuevos pobres, millones de desempleados, la violencia a tope, y carga sobre su espalda cientos de muertes por la soberbia de pensar que, por ser él, aquí no iba a pasar nada con el coronavirus.

Hoy hay 15 mil familias de luto y algunas de ellas confiaron ciegamente en su mesías.

En el fondo, deberíamos alegrarnos de que exista tal cosa como la BOA, pues la oposición hoy día sigue bailando como serpiente encantada, ante las pifias del Tartufo.

Pero lo más triste del asunto es que nos traten como idiotas, presentando estas patrañas, con la firme seguridad de que la vamos a comprar. Miserables.

Seguimos por cuarta o quinta semana en el pico de la pandemia y las cosas no mejoran. Con el compromiso de todos, hemos aguantado el golpe.

Hay que seguir, hay que quedarse en casa, porque, como en el alpinismo, tan peligroso es el ascenso, como lo es descenso.

Hoy todos estamos cansados física y mentalmente, asustados por que la economía está por los suelos. Todos queremos escapar de eso.

No perdamos la concentración cuando venga el descenso. Que también es peligroso. De esta analogía “alpinista” hablaremos la siguiente entrega.

Mientras tanto, a cuidarse.

Por cierto, deben tener cuidado, en el mundo animal, las boas se comen a los gansos.

Tiempo al tiempo.

@hecguerrero

***

*HÉCTOR GUERRERO

PERIODISTA

HÉCTOR ENRIQUE GUERRERO MONTIEL actualmente es Director en Politica.Mx, TiempoReal.mx y Carmen-News.

Fue Coordinador de gestión informativa y de corresponsales del Periódico Reforma por más de 15 años, y se ha desempeñado como consultor en Comunicación y Política.

Adicto a la información, es un apasionado a lo referente al mundo del deporte y a los entuertos que forman y deforman la política nacional, lo que le ha animado a escribir la columna LOS TOCABLES en Politica.Mx.

***