Histórico aval a Guardia Nacional, pero…

Staff/GC
Posted on febrero 21, 2019, 10:57 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

En una votación calificada de histórica, el pleno del Senado de la República aprobó las reformas constitucionales que abren paso a la creación de la Guardia Nacional que se encargará de tareas de seguridad pública, así como prevenir y atacar el delito en el territorio nacional.

El dictamen, que fue aprobado con modificaciones por los 127 senadores presentes (sólo estuvo ausente la senadora de Morena Blanca Estela Piña Gudiño) elimina el espíritu castrense que contenía la propuesta impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y aunque el titular del Ejecutivo podrá designar al titular del órgano de mando superior y a los integrantes de la instancia de coordinación operativa interinstitucional, formada por representantes de las secretarías del ramo de Seguridad, de la Defensa Nacional y de Marina, las enmiendas de los senadores eliminaron la junta de jefes de Estado Mayor de la Guardia Nacional que estaría compuesta por integrantes de las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar).

Adicionalmente, el dictamen enviado por la Cámara baja establecía que “en tanto persista la emergencia de violencia e inseguridad en el país y por un plazo máximo de 5 años (…) la Guardia Nacional será adscrita a la dependencia del ramo de la Defensa Nacional para los efectos de la programación y ejecución de funciones en materia de seguridad. La elaboración de políticas, planes y estrategias en materia de seguridad pública se mantendrán a cargo de la dependencia del ramo de la seguridad”; sin embargo, los senadores eliminaron la adscripción a la Sedena.

“Durante los cinco años siguientes a la entrada en vigor del presente decreto en tanto la Guardia Nacional desarrolla su estructura, capacidades e implementación territorial, el Presidente de la República podrá disponer de la Fuerza Armada permanente en tareas de seguridad pública de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria”, señala uno de los transitorios aprobados por la Cámara alta.

También se acordó que sea el Senado el que analice y apruebe el informe anual que el Ejecutivo Federal presente sobre las actividades de la Guardia Nacional.

El Plan Nacional de Paz 2018-2024 presentado el 4 de enero pasado también establecía que los efectivos de la Guardia Nacional serían militares, marinos y policías federales y civiles que serían convocados y capacitados en planteles militares, “de acuerdo a un plan de estudios elaborado en forma conjunta por las secretarías de Defensa Nacional, Marina, Gobernación y Seguridad Ciudadana”.

“Hay cambios vitales en el dictamen, que ahora hemos votado y hemos visto, quiero subrayar sólo algunos de ellos, el hecho de que no tengamos un fuero militar, por ejemplo para servidores civiles, que es de la mayor importancia, porque refrenda el pacto fundacional que hicimos en el 17, un Pacto Cívico Militar”, destacó el legislador Emilio Álvarez Icaza..

Aunque las fuerzas políticas del Senado alcanzaron el acuerdo para modificar la propuesta del Ejecutivo y el dictamen de los diputados desde la noche del miércoles, López Obrador, durante la conferencia matutina del jueves en Palacio Nacional, advirtió que no aceptaría una ley que no resuelva el problema, “no queremos una reedición de la Policía Federal que no funcionó.

“Nosotros presentamos una iniciativa y eso es lo que queremos que se tomen en consideración”.

El mandatario añadió que si los legisladores no aprobaban su propuesta daría a conocer su postura sobre el asunto y el porqué de la actuación de los legisladores.

“Y fuera máscaras, o sea, así, abiertamente. Yo voté en contra, porque a veces ni se sabe, pero yo voy a tratar aquí, con todo respeto, de decir: Estos votaron a favor, estos votaron en contra, para que los ciudadanos lo sepan.

Y aunque acusó que la oposición apuesta al fracaso de su gestión, consideró que los legisladores estarían a la altura de las circunstancias.

El dictamen aprobado por los senadores regresará a la Cámara de Diputados y, de ser aprobado, pasará a las Legislaturas estatales en espera del aval de 17 de los 32 Congresos estatales.

***

Leave a Reply

  • (not be published)