Insisten en prohibir corridas de toros en CDMX

Por: CRISTIAN NÚÑEZ
Posted on octubre 08, 2018, 6:55 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 14 mins

Dicen que la cuarta, es la vencida.

Luego de abanderar durante las últimas tres legislaturas de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México la prohibición de las corridas de toros, los diputados del Partido Verde Ecologista de México interpusieron el pasado jueves por cuarta ocasión la misma propuesta, esta vez ante el pleno del Congreso de la Ciudad de México.

¿Por qué han fracasado en ocasiones anteriores?

De acuerdo con los mismos legisladores que han promovido esta iniciativa, la unidad de los empresarios taurinos para evitar que la disposición avance y una gran cantidad de personas que viven de esta actividad ha dividido a la opinión publica de la capital del país, donde la fiesta brava es uno de los espectáculos con más arraigo entre la población.

La diputada del PVEM Alessandra Rojo de la Vega buscará hacer lo que sus antecesores Jesús Sesma y Xavier López no lograron concretar. Foto: Congreso CDMX.

Sin embargo, los diputados del Partido Verde confían en que dado el escenario político actual donde la mayoría legislativa está en manos del partido Moren -su nuevo aliado-, la iniciativa no volverá a quedarse en la congeladora.

De acuerdo con la promovente, la diputada local Alessandra Rojo de la Vega, una violación a los derechos de los animales es su sacrificio con un objetivo económico, así como una “aberración al concepto de arte que tiene esta celebración”, pues de acuerdo con la oradora, el 70 por ciento de la población está en contra de las corridas de toros en la ciudad.

“Se dice que las corridas de toros son un arte. Sin embargo, el arte es el proceso de una creación y construcción que da vida, no que la quita. Otros dicen que el toro muere dignamente, pero para un animal el dolor siempre será dolor. La muerte siempre será muerte”, consideró la legisladora.

Manolete, uno de los grandes toreros que ha dado la fiesta brava al mundo. Foto: elartetaurino.com

La reforma a la Ley para la celebración de Espectáculos Públicos en el Distrito Federal pretende plasmar en el marco normativo el siguiente planteamiento: “En la Ciudad de México queda prohibida la celebración y realización de espectáculos públicos en los cuales se maltrate, torture o prive de la vida a toros, novillos y becerros.

Y como sanción plantea quede establecido que se sancionará con el equivalente de 8000 días la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México vigente (608 mil pesos), a quién celebre y realice espectáculos públicos en los cuales se maltrate, torture o prive de la vida a toros, novillos y becerros, incumpliendo lo dispuesto en el artículo 42 de la presente Ley.

“Se dice que las tradiciones hay que mantenerlas vivas, pero una tradición que se mantiene a través del sufrimiento de otros seres vivos, creo que es imposible preservarlas. Tratar de explicar la necesidad de mantener las corridas de toros es tan difícil como querer convencer a alguien de que la esclavitud es buena y debe mantenerse”, expresó la diputada verde desde la Tribuna del Congreso capitalino.

La legisladora del Verde Ecologista, argumentó que la capital siempre está en razón de la vanguardia y es imposible quedarse atrás en relación a estos temas que tiene que ver con los derechos de los animales y su protección, además de asegurar una vez que se haya eliminado esta práctica, trabajo para las personas que están detrás de esta celebración.

“Debemos hacer lo más conveniente para acabar con el maltrato animal, pero también asegurarnos de que las personas que hoy viven de lo que venden durante las corridas de toros puedan encontrar otra actividad para mantener a sus familias”

Recordó que esta prohibición ya ha sido aprobada en otras leyes del país, como en los estados de Guerrero y Sonora, y aunque Coahuila había aprobado la reforma, un amparo promovido por empresarios taurinos logró que se derogara la prohibición.

 

En tanto que en países como Portugal, Ecuador, Venezuela, Francia, Perú y algunas ciudades de España la prohibición ha sido aprobada; Colombia, país en el que también se había logrado la prohibición dio un paso atrás luego de que el Supremo Tribunal de Justicia de ese país revocara tal prohibición apenas en agosto pasado.

Alessandra Rojo de la Vega, reconoció que una las razones por la que la Tauromaquia no es prohibida como espectáculo público y violento en México y en la capital es porque detrás de ello existen muchos intereses económicos.

La faena de una tarde en la Plaza México. Foto: Twitter

“Es debido a la presión ejercida por los intereses particulares de ciertos sectores económicos y políticos que evitan la prohibición inmediata de estos abusos para con los animales, lo que nos posiciona como uno de los países más crueles con los animales a nivel mundial, y como el país más taurino en todo el planeta, a pesar de que sectores amplísimos de ciudadanos y Organizaciones Civiles lo denuncias cada día más”.

Dentro de la iniciativa de Ley, el documento arroja que en noviembre de 2011 se publicó una encuesta sobre las corridas de toros, la cual arrojó los siguientes resultados: el 73% de los encuestados declararon que no les gustaban las corridas de toros;  las descripciones de las corridas de toros bajo los términos de arte, deporte o evento donde se maltrata a los animales, obtuvieron 8%, 16% y 67% respectivamente;

En cuanto a la posibilidad de prohibir las corridas de toros, el 57% de los encuestados se pronunció a favor, 27% en contra y 16% de indecisos.

La legisladora adelantó que la próxima semana, dará a conocer un punto de acuerdo en el que se documentará la naturaleza del toro de lidia, y las alternativas que tendrían estos animales para su crianza.

De acuerdo a la Unesco, la Tauromaquia es “el banal arte de torturar a los animales en público, el cual traumatiza a niños y adultos sensibles, agrava el estado de neurópatas atraídos por estos espectáculos, desnaturaliza la relación entre el hombre y el animal, situación que altera la moral, a la educación, a la ciencia y la cultura”

Las Comisiones Unidas de Administración Pública Local y de Cultura Física, Recreación y Deporte  analizarán y dictaminarán, una vez que estén instaladas, la iniciativa con proyecto de decreto para derogar, reformar y adicionar diversas disposiciones a la Ley antes referida.

Las esculturas en la Plaza México inmortalizan el arte taurino. Foto: Twitter

¿Quiénes pierden con la prohibición?

La actividad de la tauromaquia se enmarca en una industria generadora de empleos. De acuerdo con la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia, (ANCTL), en México existen 278 ganaderías de reses bravas registradas en 24 estados de la República que, aglutinadas en esta asociación, tienen entre sus objetivos: apoyar las operaciones comerciales, promover el comercio exterior y obtener beneficios para la inversión que representa su actividad de crianza del toro.

Las ganaderías mexicanas mantienen 84 mil hectáreas de pastoreo, en medio de una realidad de carencias para el campo mexicano, preservando además del toro otras especies que se dan en sus campos, como águilas, roedores y garzas.

Los ranchos ganaderos de toros de lidia son además importante motor en la economía de las regiones a las que pertenecen, pues consumen productos que se originan en sus comunidades y en sus propias haciendas generando empleos.

Iñaqui Negrete, director de la ANCTL rindió su informe a los empresarios taurinos. Foto: Facebook

Iñaqui Negrete, director de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia (ANCTL), señaló en una entrevista radiofónica que las 278 ganaderías mexicanas generan cuatro mil empleos directos y cerca de 10 mil indirectos en actividades que se desarrollan tanto en los campos como en las de 60 plazas taurinas del país.

“Son 14 mil familias las que viven del toro: 56 empresas taurinas generando unas 425 mil fuentes de empleo”.

Aclaró que cada año se celebran en México mil 100 festejos taurinos en los que se invierten mil 200 millones de pesos en la compra de toros y dos mil 400 en industrias paralelas, como el transporte del ganado, la producción y venta de objetos a partir de la fiesta brava; además de exportación de ganado en pie e inseminación artificial que se hace fundamentalmente a Sudamérica, precisó Negrete.

En la obra del maestro Picasso “Guernica” el toro se representa con un cuerpo oscuro y la cabeza blanca. Picasso dijo que el toro lo utilizaba para representar brutalidad y oscuridad. Foto: plastarte.com

¿La tauromaquia es un arte?

Desde el 2011, en distintas sedes, México ha declarado a la fiesta brava como Patrimonio Cultural Inmaterial para impulsar su crecimiento y preservar esta tradición.

La tauromaquia se consideró por primera vez como Patrimonio Cultural Inmaterial en Aguascalientes, el decreto se publicó en octubre de 2011 y se le han sumado entidades como Hidalgo, Guanajuato, Zacatecas, Querétaro y Tlaxcala. Estos decretos obligan a los gobiernos a la protección, promoción y engrandecimiento de la tauromaquia, declaratoria que además blinda la celebración, es decir, en estos lugares no se pueden cancelar las corridas de toros.

Los gobiernos estatales tienen que difundir todas aquellas manifestaciones culturales, sociales y económicas relacionadas con la tauromaquia. Y sí, hay quienes piensan y sienten que la fiesta brava es un arte.

Leave a Reply

  • (not be published)