México avanza… en corrupción

Staff/GC
Posted on febrero 21, 2018, 12:48 pm

La corrupción en México está a tal nivel que países como Botswana, Rwanda, Rumania, Trinidad y Tobago, Namibia y Albania se encuentran mejor calificados Índice Global de Corrupción.

Lejos de mejorar en materia de combate la corrupción, México empeoró en el Índice elaborado por Transparencia Internacional, al pasar de 30 a 29 puntos (en una escala de 0 a 100, donde 0 es el país peor evaluado en corrupción y 100 es el mejor evaluado en la materia) lo que lo convierte el país peor evaluado del G20 y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE).

“Las resistencias para instalar el sistema anticorrupción en todo el país, y la ausencia de una Fiscalía Independiente que conduzca las investigaciones, explican en buena medida el resultado.

“Los resultados de este índice reflejan también la ausencia de sanciones firmes para los grandes casos de corrupción conocidos por la opinión pública”, explicó Transparencia Mexicana (TM).

La calificación de México lo ubica en la posición número 135 de 180 países evaluados en materia anticorrupción.

Nuestro país comparte la posición 135 con República Dominicana, Honduras, Kirguistán, Laos, Papúa Nueva Guinea, Paraguay      y Rusia.

Entre los países que están mejor rankeados que México se encuentran Botswana, que ocupa el lugar 34 del Índice con 63 puntos; Rwanda, lugar 48 con 55 puntos; Rumania, lugar 59 con 48 puntos; Portugal, lugar 29 con 63 puntos; Trinidad y Tobago, lugar 77 con 41 puntos, y Chipre, lugar 42 con 57 puntos.

“A nivel regional, México se encuentra entre las peores posiciones de América Latina y el Caribe, por debajo de Brasil, Argentina, y Colombia; y ocupando la misma posición que Honduras y Paraguay. Es además el país peor evaluado tanto del G20 como de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE)”, señaló Transparencia Mexicana, que agrega que esos resultados ponen de manifiesto, una vez más, que la transparencia, por sí sola, no necesariamente lleva a una reducción de la corrupción.

“De acuerdo con el Índice de Transparencia Presupuestaria 2017, publicado por la Open Budget Partnership, México ocupó el 6° lugar de 102 países, posicionándose como el mejor país del continente americano, incluso por encima de Canadá y Estados Unidos. Sin embargo, sin acciones sistemáticas para desmantelar las redes de corrupción, será difícil que México mejore en las evaluaciones internacionales sobre corrupción e impunidad”, añade.

Transparencia Mexicana advirtió qure los resultados del Índice reflejan que la corrupción en México es un problema institucional.

“Países como Chile o Uruguay, posicionados a más de cien lugares de distancia de México en el ranking, lo comprueban. Ambos fueron los únicos países de América Latina con calificación mayor a 60, lo cual puede deberse a la presencia de Fiscalías Independientes, con capacidades reales de investigación y persecución del delito”, explicó.

Diversos organismos nacionales e internacionales han subrayado la ausencia de instituciones independientes para investigar y sancionar los grandes casos de corrupción en México.

Los datos del Índice de Corrupción se suman a la reciente Evaluación Mutua del Grupo de Acción Financiera (GAFI), que señaló que en México el lavado de dinero aún no es un delito que se persiga de manera proactiva y sistemática, lo cual es un riesgo de impunidad y corrupción tanto para el sector público como el privado.

Recomendaciones para México expuestas por TM:

– Asegurar la correcta implementación del Sistema Anticorrupción en todo el territorio nacional.

– Incorporar a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y al Servicio de Administración Tributaria (SAT) en el SNA, para fortalecer las investigaciones de lavado de dinero y las llamadas “empresas fantasma”.

– Crear una Fiscalía General de la República capaz, autónoma e independiente para asegurar que la política anticorrupción del país no dependa ni de la política, ni de intereses privados.

– Avanzar hacia sistemas de información interoperable y automatizada de todas las instituciones públicas, incluyendo la máxima publicidad y formatos abiertos respecto del financiamiento a partidos políticos y sus proveedores.

***

 

Leave a Reply

  • (not be published)