Morena minimiza tragedia del Colegio Rebsamen

Staff/GC
Posted on octubre 03, 2017, 6:18 pm

Las exigencias de padres de familia para que caiga todo el peso de la ley sobre los funcionarios de la delegación Tlalpan, cuyas omisiones e irregularidades provocaron el colapso del Colegio Enrique Rebsamen, fueron calificadas como una “campaña” en contra de la actual Jefa Delegacional en Tlalpan Claudia Sheinbaum.

Diputados del Grupo Parlamentario de Morena en la Asamblea Legislativa, encabezados por su coordinador parlamentario Cesar Cravioto, aludieron una campaña de desprestigio en contra de la Delegada emprendida por el gobierno capitalino en contubernio con los padres de familia.

Dijo Cesar Cravioto que la Delegada, no tiene responsabilidad alguna en las consecuencias que dejó el sismo del pasado 19 de septiembre, ni en la edificación de una construcción mal hecha y sin permiso para levantar una vivienda sobre el último nivel del edificio que colapsó hace dos semanas.

presentó una denuncia por omisiones de funcionaros de administraciones pasadas. Foto: DTlalpan.

La misma Delegada presentó una denuncia por omisiones de funcionaros de administraciones pasadas. Foto: DTlalpan.

Jorge Eduardo Zamora, representante de 150 padres de familia cuyos hijos asistían al colegio antes mencionado, exigió en declaraciones a la prensa, que se haga una investigación profunda y que no haya impunidad.

“Pedirles a las autoridades que hagan su trabajo, se identifique a quién es la persona o las personas que por omisión, que por haber hecho mal su trabajo. No lo sé, no sé cuáles sean las responsabilidad que pudiera llegar a tener la Delegación, las autoridades del Colegio, eso es lo que queremos”, demandó.

Cabe señalar que de acuerdo a la documentación presentada por Claudia Sheinbaum, no se notificó a la escuela sobre las recomendaciones hechas al programa de protección civil escolar, y que tampoco había cumplido con la instalación de la Unidad de Protección Civil Delegacional,   además de que la funcionaria ha señalado en varias ocasiones que no contaba con personal suficiente para realizar verificaciones sobre construcciones.

Hasta el momento, la Procuraduría investiga el uso de un documento falso y la negligencia de dos exdirectores generales jurídicos y de gobierno de la delegación Tlalpan y de la directora del colegio, Mónica García.

El oficio de abril del presente año en el que el DRO Juan Apolinar Torales Iniesta certificó la seguridad del inmueble ante Sheinbaum. Foto. FB

El oficio de abril del presente año en el que el DRO Juan Apolinar Torales Iniesta certificó la seguridad del inmueble ante Sheinbaum. Foto. FB

En el documento que el Colegio Enrique Rébsamen entregó al Instituto de Verificación Administrativa (Invea) con motivo de un proceso de verificación de uso de suelo y que la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) confirmó que se trata de un documento falso, aparece un número de folio.

Se trata del mismo número de folio que la Seduvi determinó que corresponde a un domicilio, que se encuentra en Santa Martha Acatitla, en Iztapalapa. Es una casa que se localiza en la calle de César Elpidio Canales, que no tiene infraestructura educativa, pero cuyo uso de suelo fue utilizado por el colegio Rébsamen, para acreditar derechos adquiridos. Esta investigación inició en enero de 2017.

La segunda investigación está relacionada con la denuncia penal que interpuso la jefa delegacional en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, contra los exdirectores generales jurídicos y de gobierno de esa misma demarcación, Miguel Ángel Guerrero López, y Alejandro Zepeda Rodríguez, quienes fueron acusados penalmente por permitir modificaciones en los edificios del colegio Rébsamen, a pesar de que existían dictámenes técnicos que advertían sobre daños estructurales que afectaban la estabilidad de la construcción.

La nueva investigación, que se anexó al expediente, está relacionada con los directores responsables de obra, Juan Mario Velarde Gámez y Juan Apolinar Torales Iniesta, y del corresponsable de obra, Francisco Arturo Pérez Rodríguez, a quienes se les investiga por autorizar o permitir el desarrollo de una construcción sin apego a la licencia, permiso o autorización, como se estipula en el artículo 329-Bis, del Código Penal. Delito que se castiga hasta con seis años de prisión y la suspensión para ejercer esta profesión.

Por los mismos hechos podría ser corresponsable con la misma penalidad, al propietario del inmueble, en este caso a la directora del plantel, Mónica García Villegas.

 

Los restos de un caso de corrupción, que se investiga tarde. Foto: twitter.

Los restos de un caso de corrupción, que se investiga tarde. Foto: twitter.

Leave a Reply

  • (not be published)