O’Globo: Odebrecht compra a Lozoya Austin con 10 mdd y él amaga con demanda

Staff/GC
Posted on agosto 14, 2017, 6:51 pm

El diario brasileño O’Globo reveló que el ex director de Pemex Emilio Lozoya Austin recibió sobornos por 10 millones de dólares por parte de la constructora Odebrecht a cambio de una licitación por 115 millones de dólares para realizar obras en la refinería de Tula.

De acuerdo con la información difundida por O’Globo, el ex director de Odebrecht en México, Luis Alberto de Meneses Weyll, expuso que los pagos comenzaron en marzo de 2012, cuando Lozoya era uno de los principales integrantes del comité de campaña del actual presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

Emilio Lozoya Austin fue director de Pemex desde el inicio de la administración de Peña Nieto hasta febrero de 2016.

Luis Alberto de Meneses Weyll huyó de México en mayo pasado en medio del escándalo por presuntos actos de corrupción entre la empresa brasileña y Petróleos Mexicanos (Pemex).

El ex director de Odebrecht-México, informó O’Globo, llegó a México en 2009 y para 2011 Lozoya recomendó a Odebrecht que se asociara a la empresa local Construcciones Industriales Tapia para participar en la futura licitación de la construcción de una nueva refinería en Tula, Hidalgo, que sería abierta por el gobierno federal.

“La orientación sería fundamental: el dueño de Tapia, Juan Carlos Tapia, era de la ciudad de Tula y transitaba entre todo el espectro político y en las tres esferas de gobierno, siendo capaz de, asociado a la experiencia de Odebrecht, conquistar la millonaria obra que se avecinaba”, publicó O’Globo.

Emilio Lozoya, a la derecha del Presidente, durante la conmemoración del 75 aniversario de la Expropiación Petrolera en Salamanca, Guanajuato. 17 de marzo de 2013 Foto: Presidencia de la República.

Emilio Lozoya, a la derecha del Presidente, durante la conmemoración del 75 aniversario de la Expropiación Petrolera en Salamanca, Guanajuato. 17 de marzo de 2013 Foto: Presidencia de la República.

El diario brasileño difundió que los primeros pagos se habrían llevado a cabo a inicios de 2012, cuando el entonces candidato Peña Nieto lideraba las encuestas, el PRI se acercaba a una probable victoria y Lozoya se perfilaba para asumir un cargo de relevancia en el futuro gobierno. Según De Meneses Weyll, el primer pago para Lozoya fue de $4 millones de dólares.

«A principios de 2012, constaté que Emilio Lozoya había alcanzado una posición destacada en el PRI, que disputaba las elecciones presidenciales de julio de 2012, cuyo candidato era el favorito en las encuestas electorales.

«Lozoya se había convertido en uno de los líderes del comité de campaña, por lo que probablemente se convertiría en una persona influyente en la administración pública del país», relató De Meneses Weyll a los fiscales brasileños, en un testimonio del 16 de diciembre del año pasado en la Fiscalía de la República en Guarulhos, Sao Paulo.

En el testimonio recuperado por el diario, De Meneses Weyll revela que en un restaurante de un hotel de la Ciudad de México, en marzo de 2012, Lozoya le pidió 5 millones de dólares adicionales debido a que había posicionado a Odebrecht en la obra de Tula.

En 2013, Peña Nieto desistió de hacer una nueva refinería en Tula, y el nuevo director de Pemex, Lozoya, canalizaría los recursos para la modernización y la ampliación de refinerías existentes, entre ellas la refinería de Miguel Hidalgo, también en la ciudad de Tula, y cuando Odebrecht decidió participar en la disputa para ganar las obras del proyecto en octubre de 2013, De Meneses Weyll buscó a Lozoya.

«Solicité su apoyo para influir en los miembros del consejo de administración de Pemex para la contratación de la compañía», explicó De Meneses Weyll al Ministerio Público de Brasil.

Odebrecht y Tapia presentaron en noviembre una propuesta de 115 millones de dólares y ganaron la licitación al mes siguiente.

Cuando Lozoya salió de Pemex a principios de 2016, todo el dinero referente al proyecto de la refinería en Tula ya había sido pagado a Odebrecht.

“Esta tarde le he pedido a mis abogados que procedan a demandar a quien corresponda, por daño moral y otros, ante una serie de señalamientos y acusaciones sin fundamento, que deberán probar con hechos.

“Expreso mi mayor rechazo a la impunidad con la que se conducen quienes hacen acusaciones sin fundamento”, difundió el ex director de Pemex en la red social.

Sobre el tema, la Procuraduría General de la República (PGR) informó que ha estado en constante comunicación con las autoridades de Brasil para recabar los datos que éstas poseen respecto de la empresa Odebrecht.

“La Fiscalía brasileña ha ido variando la fecha de entrega de la información correspondiente y no ha ofrecido una nueva fecha a México. Ha argumentado que el caso se está desahogando ante el Tribunal Superior de Brasil. Esta semana en la reunión de fiscales latinoamericanos, que se realizará en la Ciudad de Puebla, esperábamos a la representación brasileña, pero hoy ha cancelado su asistencia. En esta reunión, varios de los fiscales que investigan el caso de corrupción de referencia tendrán oportunidad para intercambiar información.

“Respecto de los hechos en México, en diciembre 2016, las empresas brasileñas Odebrecht y Braskem se declararon culpables ante la Corte Federal del Distrito de Nueva York de los Estados Unidos de América por haber pagado sobornos a funcionarios de varios países. En el caso de México a funcionarios de Pemex por 10,500,000 dólares, en un periodo comprendido entre 2010-2014”, informó la PGR.

***

Leave a Reply

  • (not be published)