Por fin, activan alerta de género

Staff/GC
Posted on noviembre 22, 2019, 7:10 pm

La Ciudad de México se convirtió en la entidad número 19 en decretar la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM).

Aunque tarde, la Jefa de Gobierno cumple así el mandato de un juez que amparó a dos organizaciones civiles que exigieron imponer la medida ante el incremento de la violencia contra las mujeres que nomás no cede.

En la capital de la República han aumentado las denuncias por delitos sexuales, violación y agresiones contra las mujeres en espacios públicos y privados, motivo por el cual se determinó la activación de la AVGM, afirmó la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

De acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la alerta de violencia de género es definida actualmente como el conjunto de acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida en un territorio determinado, ya sea ejercida por individuos o por la propia comunidad. El procedimiento de alerta de violencia de género contra las mujeres tiene como objetivo fundamental garantizar la seguridad de las mujeres y el cese de la violencia en su contra.

La activación la AVGM es sugerida por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) dependiente de la Secretaría de Gobernación.

En comparación con octubre del 2018 este año se registró un 10% más del total de carpetas de investigación por violación en la Ciudad de México. Cerca del 65% de las violaciones registradas se dieron en domicilios y en las carpetas donde se identifica el agresor el 95% era alguien cercano a la víctima, declaró Sheinbaum.

En 2015, ante el incremento de feminicidios durante la gestión de Eruviel Ávila, el Estado de México se convirtió en la primera entidad en emitir dicha alerta, aunque fue hasta cuatro años después, que lo hace la Ciudad de México, no obstante la vecindad metropolitana que comparten ambas entidades.

El pasado mes de septiembre, dos organizaciones civiles ganaron un amparo para obligar al Gobierno de la CDMX a decretar la Alerta, pues para la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum el solo decreto no servía de nada.

“Siempre hemos sostenido que la Alerta de Violencia de Género en los diferentes estados y municipios donde se ha declarado, no ha tenido los resultados esperados; que el fondo es realizar las acciones necesarias para disminuir la violencia de género y no la declaratoria per se”, aseveró.

Al responder el amparo concedido por el juez tercero de distrito en Materia Administrativa Federal, Sheinbaum solicitó a la titular de la Conavim redefinir el mecanismo de la AVGM, “pues no ha tenido los efectos esperados en los 18 estados donde se ha declarado”.

Agregó que el 7 de junio pasado, la Conavim resolvió que ya no era procedente declarar la AVGM en la capital porque “el actual Gobierno de la Ciudad había implementado diversos programas y acciones de gobierno orientados a fortalecer los derechos de las mujeres y su protección de la violencia”.

Por ejemplo, el 20 de marzo pasado se instaló un nuevo Centro de Justicia para las Mujeres en la Alcaldía de Tlalpan, y el 6 de mayo se anunció la creación de la Fiscalía Especializada para la Investigación del Delito de Feminicidio, encargada del desarrollo del Programa Integral para la Atención, Investigación y Combate a la Impunidad del Delito de Feminicidio.

Asimismo, se incorporó el criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, establecido en la sentencia relativa a la investigación de la muerte violenta de “Mariana Lima”, para que todas las muertes violentas de mujeres sean investigadas bajo la hipótesis de feminicidio por parte de la Procuraduría capitalina. A partir de esa incorporación se han reclasificado carpetas e investigado bajo el protocolo de feminicidio.

También se implementó un grupo especializado de apoyo a las investigaciones de feminicidio y violencia sexual, el cual ha interactuado con organizaciones civiles solicitantes de la alerta, a fin de incorporar sus experiencias.

“A partir de abril de 2019 los 70 ministerios públicos de las fiscalías desconcentradas cuentan con una abogada de la Secretaría de las Mujeres encargada de asesorar y apoyar a las mujeres que llegan a presentar denuncias por violencia de género o familiar. A la fecha la intervención de estas abogadas ha posibilitado que se abran cinco mil 670 carpetas de investigación, y han atendido a 28 mil 135 mujeres”, enfatizó la Jefa de gobierno.

Reconoció que se requieren acciones adicionales, y en atención a la solicitud de diversos grupos organizados que se han manifestado por mayor atención a la violencia de género.

“Recientemente anunciamos medidas emergentes para ser aplicadas entre septiembre y diciembre de 2019, tales como Transporte Público: Viajar seguras y protegidas; Botón de auxilio vinculado a C5 y Fortalecimiento de espacios exclusivos para mujeres (vagones y unidades exclusivas, entre otros).

La alerta

Entre las acciones que contempla la activación de la AVGM están la creación de un registro público de agresores, mayor presupuesto a los programas contra la violencia, el fortalecimiento de sanciones a la violencia y acoso digital y capacitación de autoridades.

Entre las acciones anunciadas por Sheinbaum como parte de la Alerta que decretó, se integran:

Enviar al Congreso de la Ciudad de México una iniciativa para la creación de un registro público de agresores sexuales con sentencia firme. Esta medida con el propósito de exponer y visibilizar a los agresores.

Insistir al Congreso de la Ciudad de México en cuanto a la aprobación de la Ley Olimpia, que sanciona el acoso y la violencia digital. Así como la aprobación de la Ley propuesta por la Jefa de Gobierno por la que se pretende crear un banco de ADN de agresores.

Mayor presupuesto público a los Centros de Atención Integral a las Mujeres.

Capacitación y profesionalización a las autoridades judiciales y asesores dedicados a atender los delitos sexuales.

La violencia

En la CDMX la violencia resiste de una forma peculiar, en contraste con el resto de las entidades del país aquí las mujeres representan el 53% de la población total, el 44% de la fuerza laboral, el 52% del alumnado total en la universidad pública y registran una media de 1.2 años más de estudio en la educación superior.

Estas cifras muestran un mejor resultado en términos educativos y laborales que en el resto del país.

Pero en términos de inseguridad y violencia no se avanza. De acuerdo con cifras del INEGI, en la Ciudad de México al menos 8 de cada 10 mujeres ha sido víctima alguna vez de violencia emocional, económica, patrimonial, física, sexual o de discriminación de género y en el 40% de estos casos el agresor era cercano.

El acoso y las agresiones sexuales en espacios públicos afectan a cerca del 60% de las mujeres capitalinas, de acuerdo con cifras del INEGI. La tasa de muertes por homicidio en la Ciudad de México es de 3.4 por cada 100,000 habitantes y sólo cuatro alcaldías concentran el 62% de los homicidios en la capital: Iztapalapa,

Cuauhtémoc, Gustavo A. Madrero y Álvaro Obregón.

El mapa

Antes de la Ciudad de México, 18 entidades tenían activada esta alerta de género en todos o algunos de sus municipios. El primer estado en declarar la alerta fue el Estado de México en los municipios de Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Toluca, Chalco, Valle de Chalco, Chimalhuacán, Naucalpan, Tultitlán, Ixtapaluca y Cuautitlán.

El resto de las entidades con alertas de género activas en todos o algunos municipios son: Morelos, Michoacán, Chiapas, Nuevo León, Veracruz, Sinaloa, Colima, San Luis Potosí, Guerrero, Quintana Roo, Nayarit, Zacatecas, Durango, Campeche, Oaxaca, Puebla, Jalisco y, ahora, la Ciudad de México.

Esto implica que al menos en la mitad del país se vive una situación de emergencia en cuanto a la violencia de género.

De acuerdo con la CNDH, los procedimientos de AVGM existentes reflejan que en el país prevalece un clima de violencia feminicida que poco a poco comienza a ser visibilizado y abordado por los estados a través de la puesta en marcha del conjunto de recomendaciones derivadas del procedimiento.

“El mecanismo AVGM ha traído consigo la visibilización del problema de la violencia contra las mujeres y el impulso de su posicionamiento en las agendas estatales y municipales, logrando con ello la ejecución de acciones que pueden servir como base para la generación de condiciones que contribuyan al desmantelamiento de una estructura que facilita la perpetración de acciones que violenten a las mujeres en un clima de impunidad”, señala la Comisión.

La impunidad

La ruta de impunidad, como la llama el abogado y activista Rodolfo Domínguez, se da en dos tipos en el sistema de justicia en el país, el primero por la falta de protocolos de actuación de los Ministerio Públicos, investigaciones que se realizan mal desde un principio, pérdida de material fundamental, negligencia en peritajes; además, el poder judicial, que sin aplicar protocolos de género, tienden a dejar de reconocer un feminicidio.

En la Ciudad de México sucede lo mismo. El Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio, registró de 2014 a 2017, 647 feminicidios, de los cuales sólo 228 son investigados bajo los protocolos por cuestiones de género, mientras que 419 fueron considerados para la Procuraduría General de Justicia (PGJ), como homicidio.

El caso de Leslie Berlín Osorio Martínez obligó a la PGJ a reclasificar el delito. Foto: Twitter

“La Ciudad de México sí tiene un problema grave de feminicidio justamente por esta tendencia a negar su realidad y que ha generado un contexto de impunidad que ha favorecido a que no sólo aumente, sino que se agraven”, sentenció Domínguez Márquez.

De acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), “el aumento de los feminicidios refleja otro de los fracasos de las estrategias públicas para proveer seguridad a las mujeres”.

En el informe de actividades 2018, la CNDH manifiesta su preocupación por el incremento de los niveles de violencia contra las mujeres en los últimos años, principalmente la violencia feminicida.

“Según datos del INEGI, de enero de 2015 a diciembre de 2016, se registraron un total de 5,196 defunciones femeninas con presunción de homicidio. Al respecto, las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública registran un aumento en el número de mujeres presuntamente víctimas de homicidio. El Secretariado Ejecutivo reporta, con base en la información remitida por las procuradurías y fiscalías de las entidades federativas, que el número de feminicidios ha ido en ascenso entre 2015 y 2017 y que, con base en los datos de 2018 registrados hasta el mes de abril, se sugiere que la tendencia podría continuar. El incremento de 2015 a 2016 fue considerable (48.5%, en relación con el dato del año inmediato anterior), y esta tendencia se ha mantenido cuando se comparan los datos de 2016 y 2017 (aunque el incremento en estos años fue de 18.1%)”, dice el informe, que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, no quiso escuchar.

El Diagnóstico Nacional de Acceso a la Justicia y Violencia Feminicida en México, elaborado por la CNDH y la Universidad Autónoma Metropolitana, advierte que la “normalización” de los asesinatos cometidos contra las mujeres deriva en la falta de atención por parte del aparato del Estado.

“De este modo, se corre el riesgo real y potencial de contribuir desde las instituciones del Estado a la impunidad, contribuyendo a perpetuar la aceptación social del problema”, advierte.

Esa indolencia –añade el informe- solamente se convierte en agravios hacia las víctimas y se fomenta la impunidad frente a las expresiones extremas de violencia contra las mujeres por razones de género y recuerda que el Estado caer en responsabilidad internacional por no actuar con la debida diligencia para prevenir, investigar, sancionar y reparar los actos de violencia contra la mujer; un deber aplicable a los actos cometidos por particulares en ciertas circunstancias.

***