Preocupa a EU regular a las agencias extranjeras en México

Staff/GC
Posted on diciembre 11, 2020, 9:41 pm

William P. Barr, el Fiscal General de Estados Unidos, desaprobó la iniciativa aprobada por el Senado a petición del presidente Andrés Manuel López Obrador para limitar las operaciones de agentes extranjeros en territorio mexicano.

“Nos preocupa la legislación que actualmente se encuentra en el Congreso mexicano, lo que tendría el efecto de dificultar la cooperación entre nuestros países. Haría menos seguros a los ciudadanos de México y Estados Unidos. La aprobación de esta legislación sólo puede beneficiar a las violentas organizaciones criminales transnacionales y otros criminales que estamos combatiendo conjuntamente “, comentó Barr a través de un breve comunicado del Departamento de Justicia.

Los agentes de extranjeros, según la Ley aprobada en el Senado, deberían presentar informes a la Secretaría de Relaciones Exteriores de forma periódica, además de que México les limitaría el goce de la inmunidad diplomática.

En su comunicado, el Fiscal hace mención del caso del general Salvador Cienfuegos, a quien le fueron desestimados los cargos de narcotráfico en Nueva York y fue devuelto para ser procesado por autoridades mexicanas.

“Como siempre, nuestra cooperación se da dentro del marco de larga data diseñado para abordar de manera conjunta nuestros desafíos compartidos: por eso, por ejemplo, EU recientemente devolvió al ex secretario Cienfuegos a México, para permitirle ser investigado allí”, dice el documento.

El Senado de México aprobó este miércoles por la noche las reformas a su ley de Seguridad Nacional para limitar en el territorio las competencias de los agentes extranjeros de agencias como la DEA o el FBI, quienes “únicamente” desarrollarán “actividades de enlace” para intercambiar información con las autoridades mexicanas.

En la conferencia matutina del martes 8 de diciembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador comentó en su conferencia matutina que “no existen reglas claras en relación con lo que puede hacer o no los agentes extranjeros” y con ello argumentó la necesidad de reformar la Ley.

La iniciativa del presidente López Obrador fue aprobada con 71 votos a favor, 21 en contra y una abstención, en medio de las críticas de la oposición, que han calificado la medida de “berrinche” a causa de la reciente detención en suelo estadounidense del exministro de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, pero los impulsores de la Ley refieren una defensa de la soberanía.

El texto decreta que las agencias extranjeras deberán operar en México bajo un tiempo definido y previa autorización, del mismo modo que están obligadas a hacer partícipes a las autoridades mexicanas de la información que recaben en el ejercicio de sus funciones, a través de la cancillería.

A su vez, abre la posibilidad de que los agentes extranjeros puedan ser sancionados penalmente bajo el marco jurídico mexicano, ya que no tendrán “ninguna inmunidad en caso de incurrir en la comisión de delitos o infracciones”, así como por infringir las disposiciones normativas que les prohíben el ejercicio de funciones reservadas a las autoridades de México.

“Nosotros queremos de una vez resolver esto, que las reglas estén claras, que la relación la tenga el Estado mexicano a través de una dependencia responsable, que no se pueda tener relaciones con todas las secretarías sin saber el tipo de misión que se está llevando a cabo. Es decir, poner orden”, dijo el mandatario mexicano.

Cabe destacar que la Ley será turnada a la Cámara de Diputados, donde será deliberada su aprobación por el Congreso de la Unión.