Ya solo faltan 40…

STAFF/GC
Posted on julio 12, 2020, 12:45 am

El Fiscal General Alejandro Gertz Manero.

En una semana, el caso Ayotzinapa dio un giro inesperado en la ruta de las investigaciones para saber lo que pasó aquella noche trágica del 26 de septiembre del 2014.

Con la identificación del joven Christian Alfonso Rodríguez Telumbre -uno de los estudiantes desaparecidos-, la detención de José Ángel N, alias el ‘Mochomo’, presunto líder del cartel Guerreros Unidos- y la orden de aprehensión en contra de Tomás Zerón, ex titular de la Agencia de Investigación Criminal de la extinta PGR, se abre una nueva ruta en la investigación del caso y la esperanza de justicia, regresa a los padres, amigos y familiares de los normalistas de la escuela Normal, Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa.

El pasado 30 de junio, el Fiscal General Alejandro Gertz Manero fue enfático: Se acabó la “verdad histórica”, en referencia a la frase que acuñó el ex procurador General de la República Jesús Murillo Karam para cerrar la investigación del caso en la pasada administración.

Con la identificación de Christian, son ya 3 normalistas cuyos restos han sido identificados, pues las autoridades federales de la nueva Fiscalía y la anterior Procuraduría General de la República comunicaron la identidad de Alexander Mora Venancio y Joshivani Guerrero de la Cruz, pero sólo en dos casos ha habido un respaldo por parte del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

En la conferencia de prensa, el Fiscal anunció la liberación de 46 órdenes de aprehensión en contra de funcionarios de Guerrero por delitos de desaparición forzada y delincuencia organizada.

“Es necesario dejar muy claro que estos delitos no habían sido ni investigados ni judicializados en las diligencias que en su momento realizó la Procuraduría General de la República”, aclaró Alejandro Gertz mediante un video mensaje.

Destacó que esas 46 órdenes de aprehensión se suman a las ya solicitadas y obtenidas el pasado 10 de marzo, en contra de funcionarios de la Procuraduría General de la República, entre ellos, Tomás Zerón de Lucio, extitular de la Agencia de Investigación Criminal, “quien huyó del país, y que ya cuenta con orden de aprehensión y con ficha roja de Interpol, para su localización a nivel internacional, y su extradición correspondiente”.

El Fiscal destacó que, como parte de la nueva investigación de la FGR por el caso Ayotzinapa, ya fue detenido José Ángel Casarrubias Salgado, alías “El Mochomo”, quien fue un participante de gran notoriedad en este caso.

“Todas las diligencias realizadas durante este nuevo periodo de investigación, con sus pruebas testimoniales que han sido confrontadas con la secuencia de los hechos, y con las periciales de ubicación e identificación, han permitido establecer la cronología de lo sucedido, así como la participación de quienes cometieron esos delitos; e inclusive, se han enviado ya restos para su identificación a la Universidad de Innsbruck, que fueron encontrados durante esta nueva administración y nueva investigación; sobre los cuales se esperan resultados de inmediato.

“Nuestra investigación continúa, y a finales de esta semana esperamos poder judicializar a otros funcionarios de diversos niveles; así como dar mayor información sobre los restos humanos que fueron enviados a la Universidad, con referencia a los sitios donde fueron encontrados, en diligencias absolutamente apegadas a derecho”, mencionó el Fiscal.

José Ángel Casarrubias «EL Mochomo»

Aunque ese mismo día, “El Mochomo” había logrado su libertad, la Fiscalía General logró su reaprehensión por su vinculación en actividades del crimen organizado. Su liberación, se habría logrado mediante actos de corrupción en el juzgado, un hecho que ha dejado la puerta abierta para comenzar a limpiar el Poder Judicial.

Una semana después, el 7 de julio, el mismo día en que Andrés Manuel López Obrador viajaba a Washington  para su encuentro con el presidente Donald Trump, el nuevo Fiscal del caso  Omar Gómez Trejo, reveló que uno de los restos óseos hallados en una barranca de Cocula , enviados a la Universidad de Innsbruck, en Austria, pertenecen al estudiante normalista Christian Alfonso Rodríguez Telumbre.

Conforme al compromiso  que el gobierno de México estableció con los padres de las víctimas, la noticia se dio primero a la familia para que se enteraran por las autoridades y no a través de los medios. La identificación de los restos fue avalada también por equipo de forenses argentinos que forman parte del equipo de investigación.

Omar Gómez Trejo, Fiscal para el caso Ayotzinapa.

“Hemos roto el pacto de impunidad y de silencio que se encontraba el caso Ayotzinapa, que negaba el derecho a la verdad y justicia. Hoy decimos ¡Esto no es así! Está es una nueva etapa que rompe con la narrativa de una mentira que cerró más posibilidades de buscar y encontrar”,señaló el funcionario con relación a la llamada “Verdad Histórica”

Detalló que los días 21 al 29 de noviembre de 2019 se realizó una acción de búsqueda en el municipio de Cocula en el lugar conocido como “Barranca de la Carnicería, Ejido de Cocula”, a unos 800 metros del basurero. En el pasado, aseguró, ya se había recibido información sobre la zona sin que se agotaran las investigaciones, lo que deberá establecerse una serie de deslindes a las responsabilidades a que haya lugar.

En este lugar se recuperaron “15 indicios” que fueron empaquetados y enviados para su análisis por los servicios periciales de la Fiscalía General de la República, en presencia de los representantes de las familias, el personal de servicios periciales y especialistas del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

Posteriormente, el Fiscal Especial del Caso viajó al Instituto de Genética de la Universidad de Innsbruck, en Viena. Este laboratorio se especializa en el procesamiento de restos severamente dañados y la diligencia se realizó con el acompañamiento también del EAAF.

Los restos fueron analizados también por el equipo argentino, que terminó su revisión el 4 de julio, concluyendo de forma coincidente que una de las piezas óseas enviadas al Laboratorio de Innsbruck pertenece al estudiante normalista Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, “de forma indubitable, correspondiente a una extremidad inferior”

Alejandro Encinas, Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, mencionó que el hallazgo de los restos de Christian daba una nueva ruta de investigación para conocer la verdad del caso.

“La identificación de los restos del estudiante normalista marca el inicio de una nueva ruta en la investigación que no solamente ha derrumbado la mal llamada verdad histórica, sino que genera las condiciones, por las pruebas y las investigaciones, para esclarecer los hechos esa noche en Ayotzinapa”, refirió.

Encinas enfatizó que se han realizado otros hallazgos en un perímetro cercano en los que se encontraron los restos del estudiante que se enviarán Universidad de Innsbruck, en Austria.

De acuerdo con un reportaje que publicó el semanario Proceso este fin de semana, la hipótesis de la FGR sobre la noche de Iguala establece que los restos de los jóvenes fueron sepultados y esparcidos en varios lugares.

Esto se comprobó con el caso de Christian. Las nuevas evidencias, con base en declaraciones ministeriales de nuevos testigos, incluidos miembros de Guerreros Unidos, indican también que esa organización criminal sobornaba económicamente a mandos y miembros del Ejército para permitir el trasiego de drogas, armas y dinero en esa región de Guerrero, y por ello participaron en la desaparición de los normalistas, según documentos que obtuvo Proceso.

“Entre la policía municipal de Iguala y la policía estatal de Guerrero y el Ejército, junto con la Policía Federal y la Federal Ministerial, empezaron a detener a los muchachos en diferentes puntos de la ciudad”, declaró Juan, quien afirmó que los estudiantes fueron detenidos en grupos, uno de los cuales fue llevado por militares armados, en vehículos oficiales, a la sede del 27 Batallón de Infantería, en Iguala.

“La parte que se llevó el Ejército fue a las instalaciones del 27 Batallón, tampoco se informó el número de personas que se llevaron, se los llevaron en camionetas de ellos, no puedo precisar quién iba al frente de los militares que se llevaron a los muchachos”, afirmó el testigo quien, como miembro de Guerreros Unidos, aseguró que tuvo “conocimiento de los hechos directamente, vía radio, pláticas y porque los vieron”

El presidente dió su pésame a los padres de Christian, tras confirmarse la muerte del estudiante normalista.

El pasado viernes, el Presidente se reunió con los padres de los normalistas, para comentar con ellos otros avances en la indagatoria.

Luego de tres horas de reunión, Melitón Ortega, vocero de los padres, dijo que hay avances importantes en el caso y que la identificación de Christian es un parteaguas para una nueva investigación y conocer así el paradero de los estudiantes.

También informó que los familiares de los estudiantes ya fueron notificados sobre los esfuerzos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para extraditar a Tomás Zerón, ex director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de Canadá, donde fue ubicado por Interpol.

Antes, el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard habría confirmado lo anterior durante la conferencia del presidente.

El papel de Zerón en las investigaciones del caso Ayotzinapa fue fundamental porque aportó elementos a lo que el Gobierno llamó “la verdad histórica”, una narrativa de lo ocurrido la noche del 26 de septiembre y la madrugada del 27 de septiembre de 2014, cuando desaparecieron los 43 normalistas en Iguala, Guerrero. Ésta ha sido cuestionada una y otra vez por los expertos que han analizado el caso.

Tomás Zerón, ex titular de la Agencia de Investigación Criminal de la extinta PGR.

En su momento, hubo otras irregularidades en la investigación: declaraciones obtenidas a partir de actos de tortura y manipulación de pruebas fueron documentadas y condenadas por organismos nacionales e internacionales, incluidos la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. En marzo de 2018, el titular de ONU-DH, Zeid Ra’ad Al Hussein concluyó:

“El caso Ayotzinapa pone a prueba la voluntad y capacidad de las autoridades mexicanas para abordar las violaciones graves de derechos humanos. Durante tres años y medio las familias de las víctimas han luchado por su derecho a conocer qué les ocurrió a sus seres queridos”

Esas fueron las mismas conclusiones que llevaron a un tribunal colegiado en Tamaulipas a ordenar la reposición del procedimiento del caso Ayotzinapa en junio de ese mismo año con el objetivo de llegar a la verdad y garantizar la no repetición de casos graves de violación a los derechos humanos de las personas.